Llegué al departamento de I+D (I+dea), el aliado tecnológico de la multinacional española Cerealto Siro Foods sin saber lo que me iba a encontrar, aunque en cierto modo lo intuía. La firma me había invitado a visitar sus instalaciones para detallarme el funcionamiento de la herramienta (inteligencia artificial) desarrollada por los profesionales de IBM con la cual este centro tecnológicoanaliza las tendencias de consumo del mercado rastreado un ingente número de comentarios. Un punto de partida fundamental para detectar corrientes incipientes y fabricar en primicia alimentos de futuro. En su caso, galletas saladas y dulces, snacks, pastas, panes de molde, bollería, cereales de desayuno y productos sin gluten o sin lactosa con destino a supermercados y minoristas.

Continúa leyendo el artículo de José Carlos Capel, en el periódico El País, a través de este enlace.